Terapia Gestalt

La Terapia Gestalt

 

La Terapia Gestalt y el Análisis Transaccional forman parte de las escuelas terapéuticas que se engloban dentro de la Psicología Humanista que se caracteriza por:

  • Una visión holística del ser humano, integrando y prestando atención a las diferentes dimensiones de la persona: emocional, mental, corporal, relacional, espiritual.
  • Buscar el desarrollo del potencial humano, la autorrealización de la persona y sus posibilidades de cambio positivo.
  • Enfocar la relación terapéutica desde el respeto, la aceptación incondicional y la autenticidad, tanto del paciente como del terapeuta.

La Terapia Gestalt se centra en enfatizar la conciencia de uno mismo y del mundo partiendo de la propia experiencia. Se pretende que la persona se haga más consciente de las maneras de pensar, sentir, actuar y reaccionar que le están provocando malestar o sufrimiento y descubrir nuevas maneras que le sean más útiles, funcionales y positivas.

También ayuda a contactar y tener en cuenta nuestras necesidades, motivaciones y ver como satisfacerlas. A integrar la personalidad fragmentada aceptando, recuperando y curando las partes de uno mismo que hemos ido negando, ocultando o están heridas…. Es un camino hacia la coherencia y autenticidad para vivir en armonía entre el sentir, pensar y hacer.

El trabajo se enfoca en el presente, en el “Aquí y Ahora”, adquiriendo conciencia de lo que ocurre en nuestro entorno, en nuestra propia persona, en lo que estamos pensando, sintiendo, en lo que pasa en nuestro cuerpo. Se utiliza el método experiencial para darnos cuenta de los patrones que nos limitan y abrirnos a nuevas posibilidades y soluciones desde nuestra propia experiencia.