Aprender a gestionar tus emociones

Nuestras emociones juegan un papel crucial en nuestra vida, pero muchas veces nos es difícil manejarlas o nos causan problemas. Puede que nos cueste identificarlas, o que nos sepamos expresarlas de una forma adecuada, o que nos dejemos llevar por ellas de forma impulsiva o exagerada.

Las emociones son reacciones espontáneas ante un estímulo de nuestro entorno o de nuestro interior que nos lleva a actuar, por tanto nos dan información a como nos afectan las cosas e influyen en nuestra forma de comportarnos.

Por ello, el aprendizaje de nuestro mundo emocional es básico para poder dotar de inteligencia a nuestras emociones, de manera que seamos nosotros quienes las podamos controlar o gestionar, y no ellas a nosotros.

La emociones que denominamos positivas, en principio están mejor valoradas y aceptadas en nuestra sociedad y en nuestra educación, en cambio, las emociones desagradables o que consideramos negativas como la tristeza, la rabia, la frustración han sido más rechazadas socialmente y, en muchos casos no nos han educado a sentirlas, a expresarlas.

Desarrollar nuestra inteligencia emocional nos ayuda a:  

Fomentar el autoconocimiento emocional para poder identificar e interpretar mejor nuestras emociones

Aprender y practicar la expresión y comunicación emocional de una forma adecuada y asertiva

Ayudar a potenciar el autocontrol emocional

Aprender a gestionar y controlar las emociones negativas o desagradables como ansiedad, ira, rabia, frustración. En vez de guardarlas y sufrir sus efectos con malestar físico o emocional o expresarlas y actuarlas de forma descontrolada.

Y en definitiva sentirnos mejor con nosotros mismos y con nuestras relaciones.

 

Si desea más información

Quiero saber como trabajas

Contáctanos para informarte